Saltear al contenido principal

Deja que la práctica meditativa te ayude en el trabajo

Deja Que La Práctica Meditativa Te Ayude En El Trabajo

Hemos reflexionado en anteriores artículos sobre el estado de atención eficiente y consciente que se puede alcanzar a través de la práctica meditativa continuada, en beneficio de muchas áreas de la vida diaria.

Pero uno de los ámbitos en los que esa atención eficiente y consciente resulta bastante beneficiosa, y especialmente útil, es en el entorno laboral. El trabajo y las responsabilidades derivadas de él exigen cumplimiento de objetivos, plazos y expectativas, situaciones que si no son manejadas de forma correcta, no conectando realmente con lo que se está haciendo en el momento presente, pueden propiciar un territorio dominado por el estrés o la tensión.

Raúl Hernández Amillano, profesor de yoga y meditación del Centro Henri Lenaerts, ha insistido en el papel que juega el entrenamiento de la atención en la búsqueda del bienestar personal. “La atención es un elemento que dinamiza la consciencia, que nos coloca en el presente, en el presente cognitivo. Y la práctica meditativa intenta utilizar herramientas que propician un escenario adecuado para tomar consciencia de esa otra dimensión en el ser humano, que nos conecta quizás con un anhelo innato, profundo, que todos como personas tenemos”.

Y trasladado este argumento al ámbito laboral, podemos afirmar que al tener la capacidad de centrar nuestra mente en las acciones que desarrollamos en el momento presente, asumiendo plenamente sus circunstancias, logramos una mayor efectividad en las funciones que nos han sido encomendadas en el trabajo, evitando los momentos de tensión que surgen, por ejemplo, cuando caemos en la tendencia de la “multitarea” o por no saber cómo manejar la frustración ante resultados que no se alcanzan.

La atención es un elemento que dinamiza la consciencia, que nos coloca en el presente, en el presente cognitivo.

¿Depende del trabajo que tengamos?

El efecto natural que deja la práctica de meditación o yoga continuada dirigida al trabajo, es el aumento de la capacidad de concentración y atención, lo que incide directamente en la agilidad mental y las habilidades para reaccionar más rápido y mejor. Pero además se destacan otros beneficios relacionados como el aumento de la capacidad de liderazgo, la inteligencia emocional, la memorización, comunicación y la creatividad, factores que influye en el favorecimiento de la productividad.

Richard Davidson, doctor en neuropsicología e investigador en neurociencia afectiva, ha explicado estas mejorías mencionadas, al señalar que “una mente en calma puede producir bienestar en cualquier tipo de situación”, premisa que ha comprobado desde la neurociencia al investigar cómo las estructuras del cerebro pueden cambiar a partir de la práctica meditativa, así como las diferentes activaciones que se producen en el cerebro.

Y aunque en principio la práctica meditativa es provechosa ante cualquier profesión u oficio que se desarrolle, es importante destacar su relevancia en áreas relacionadas con la docencia, la investigación, entre otros trabajos ligados a la epistemología.

“En el trabajo epistemológico se está permanentemente delimitando el objeto para poder conocerlo y por eso creo que, en esos ámbitos laborales, se necesita doblemente meditar. Primero, porque el profesional de esta área está permanentemente reforzando la delimitación, siempre tiene que acotar, ya que es la única manera de conocer algo en términos científicos. Entonces, se está ejercitando cognitivamente de manera permanente. Pero en segundo lugar, la práctica meditativa es útil aquí porque permite descanso mental, porque cuando se está permanentemente volcado en un perfil profesional en el que el interior está reforzado por la dialéctica entre el sujeto que conoce y el objeto susceptible de ser conocido, la mente es nuestro mayor enemigo”, menciona Ana Aliende, licenciada en filosofía y además patrono del Centro Henri Lenaerts.

Una mente en calma puede producir bienestar en cualquier tipo de situación.

El yoga o la meditación pueden ser herramientas instrumentales muy útiles para lograr un equilibrio deseado y hacer del entorno laboral un ambiente que no se nos escape de las manos, tanto si lideras una empresa, como si eres empleado. Te vendría bien aprender a potenciar tu atención consciente y eficiente con los seminarios de yoga y meditación que realiza el Centro Henri Lenaerts en la casa museo, en Irurre (a 40 km de Pamplona). Si te interesa, revista nuestra programación de este mes y asiste.

Volver arriba